Thursday, May 19, 2005

Reflexiones desde Chile

Vengo de estar unos días en Santiago discutiendo en la Sociedad de Fomento Fabril las perspectivas económicas y políticas de América Latina. A pesar de que viajo seguido a Chile esta vez la sorpresa inicial vino de la autopista que habían inaugurado por debajo del río Mapocho. Recuerdo que hace 5 años cuando escuché la propuesta parecía una de esas cosas que los políticos dicen porque se le acabaron las ideas. Sin embargo, la obra ya está en operación desde hace unas semanas y en 20 minutos estuve en el hotel sin detenernos más de 3 veces en un semáforo. Los taxistas me indicaron que el peaje cuesta el equivalente a unos 10 soles. A todos los conductores se les obsequió un aparato que se coloca en el parabrisas y sirve para que sensores en la ruta te cobren automáticamente en función a cuanto haces uso de esta vía rápida. De esta manera no hay casetas de peaje, ni vueltos que dar, ni demoras. Luego, cada conductor recibe en casa la factura mensual. El taxi del aeropuerto al hotel cuesta unos 80 soles así que el peaje no es tan caro como parece.

En el seminario discutimos los casos de Argentina, México, Perú, Uruguay, y Venezuela. Lo común a las cinco experiencias es que a pesar de que algunos países muestran un desempeño muy superior a otros, en todos subsiste una fragilidad fiscal. México ha tenido un crecimiento muy débil y el gobierno de Fox ha fallado en cada intento de reforma fiscal. Curiosamente los principales opositores a los planes de reforma han sido los congresistas de la bancada oficialista. México no recauda más allá de 22% del PBI y la mitad de eso depende de lo que pase con el petróleo. Es decir, al igual que en el Perú sus ingresos fiscales están sujetos a mucha volatilidad, y tampoco ha reducido su deuda.

Argentina y Uruguay están saliendo del colapso del default de hace tres años. La recuperación que han visto tiene más de rebote que recuperación y en el caso argentino hay más dudas sobre si efectivamente el gobierno está sembrando futuras tempestades. Sobre Uruguay, el mayor éxito del nuevo presidente es no haber metido (hasta ahora) metido la pata. Como les pasa a todos los nuevos presidentes de izquierda tiene que pasar el test clave. ¿A quien se parece más: a Lula o a Chávez? Por lo hecho hasta ahora parece que Tabaré Vásquez está más cerca de Lula.

Las historias sobre Venezuela son para alarmarse. El presidente Chávez goza de amplia popularidad a un creciente gasto fiscal apoyado en los precios del petróleo. En el camino, ha afectado significativamente la capacidad operativa de PDVSA, la empresa de petróleo que no puede cubrir sino el 80 por ciento de su cuota fijada por la OPEP. Esta factura la van a pagar si o si. Venezuela ha apostado por ignorar todas las señales que el mercado provee y ha optado por una retórica donde las palabras complot y CIA son cada vez más frecuentes.

Finalmente, otro factor común en todos estos países es el grado de incertidumbre sobre el rumbo de sus políticas económicas. Como dije en Santiago, la única certeza que tenemos es que el futuro nos depara más incertidumbre.

Publicado en El Comercio, Mayo 19, 2005

1 comment:

Marcel Ramírez La Torre said...

Eduardo,
La experiencia chilena de la participación privada en obras de infraestructura y servicios públicos es extensa y casi sin límite. Una de las mayores experiencias es en el tema de la infraestructura no sólo de ámbito nacional, sino como tu lo dices dentro de jurisdicciones locales; como sería el caso de la Via Expresa del Callao. Tal vez el usuario limeño no esté muy acostumbrado al pago de peaje dentro de la ciudad (aunque la Vía de Evitamiento lo es), pero considero que poco a poco cuando los beneficios se comparen con los costos, estas inversiones se irán difundiendo en el resto de la ciudad, que es la única forma para mejorar su infraestructura vial. Hay un proyecto algo dormido que la MML está buscando promover que es el anillo vial norte o Periférico Vial Norte que uniría las vías principales de acceso a la ciudad de Lima inclusive el puerto y el aeropuerto. El Banco Mundial (J.J. Guasch) interesando en promover la competividad del país y de la ciuda de Lima, está apoyando el financiamiento de los estudios especializados para poder preparar las bases para el concurso internacional. Sería una inversión de más de US$ 300 millones.
Sobre el empleo de los sensores de cobro de peaje, son también usados en diversos países, por ejemplo Reino Unido, para el cobro de lo que se denominan congestion charges (a propósito del proyecto de Ley para restringir la circulación de vehículos en algunas ciudades del país). Mayor detalle sobre los congestion charges y una evaluación frente a otras alternativas como la que se está evaluando aqui, se puede encontrar en: www.ifs.org.uk/bns/bn31.pdf
Saludos