Saturday, June 11, 2005

Política Fiscal: Al diablo el mediano plazo

Hace unos días el Banco Central cumpliendo su rol de auditor del Marco Macroeconómico Multianual le recordó al MEF que la Ley de Prudencia y Responsabilidad Fiscal sería una vez más violada porque se estaba contemplando permitir que el gasto no dedicado al pago de deuda suba 6.7 por ciento en términos reales. Según la ley este aumento no debería superar el 3 por ciento.

Coincidimos que el panorama no apunta a que tengamos más inflación este año o que el déficit fiscal se dispare. La solución va a venir por el lado más fácil: endeudarse más. Total, quien lo paga es el siguiente gobierno. Mejor dicho, lo seguiremos pagando nosotros con nuestros impuestos. No importa si a estos los llaman temporales pero son permanentes, si distorsionan y complican la generación de trabajo pero recaudan.

Hay varias cosas que sorprenden de estas dos semanas en que hemos visto discursos cruzados entre el MEF y el BCR mientras en el fondo un vicepresidente regalón decía resolver los conflictos (de ahora) a costa de generar otros mayores (en el futuro).

Lo primero es que si bien la carta del BCRP al MEF la firma el presidente encargado del BCR, es una carta de todo el Directorio del BCRP. En dicho Directorio se sienta el actual viceministro de Hacienda, quien supuestamente es el garante de la caja fiscal. Es decir, el propio viceministro se jala las orejas por no hacer su trabajo. ¡Realmente increíble! El mismo viceministro que ha venido dedicando su tiempo a redactar una nueva Ley de Prudencia y Responsabilidad Fiscal que supuestamente ahora va a tener dientes, es decir penalidades, de modo que a los futuros viceministros de Hacienda les cueste no cumplir con esta ley. ¡De mamey!

¿Para que se hace tremendo esfuerzo en cerrar un nuevo acuerdo con el Club de París si por el lado interno se maneja de manera tan laxa la política de endeudamiento? ¿Vamos a patear la deuda para adelante solo para que podamos tener un poco más de deuda interna ya que no queremos respetar la ley de prudencia fiscal?

Tal como mencionaba hace un par de semanas si había un punto flojo en la política fiscal de este gobierno era su despreocupación por reducir significativamente el peso de la deuda en nuestra economía. A pesar del extraordinario entorno externo, de los años de continuo crecimiento este gobierno va a terminar probablemente con el mismo ratio de deuda sobre producto con que empezó. Esto es imperdonable. El número uno del FMI acaba de señalar que la primera en la lista de tareas de América Latina es reducir la deuda. Que lástima que aquí se siga privilegiando el corto plazo. Por ese camino seguiremos dependiendo de la buena fortuna, de la ayuda de otros y no de nuestro propio esfuerzo. Ya parecemos la selección de fútbol.

Publicado en El Comercio, Junio 11, 2005

1 comment:

Marcel Ramírez La Torre said...

Eduardo,

Realmente como señalas parece increible que el MEF muestre tamaña miopía en la política fiscal. El MMM ya parece un conjunto de buenas intenciones, si alguien las deseara cumplir...creo que ha perdido su valor (o lo esta perdiendo) como documento para facilitar la toma de decisiones del sector privado a mediano plazo, ya no reduce la incertidumbre la incrementa aun mas. Aunque ya lo hayas leido aqui te refiero al documento de Roubini sobre las expectativas de America Latina, creo aue el expuso el tema en el evento en el que estuvieron en Chile: http://www.roubiniglobal.com/archives/2005/05/latin_america_s.html

La situacion fiscal es realmente mas grave de lo que pensaba hasta fines del año pasado. Quien podra ayudarnos?